Viaje a Italia – Venecia

Venecia. Máscara musical
Venecia. Máscara musical

Una de las visitas obligadas, dentro de nuestro “plan de viaje” era Venecia. Desde nuestro hotel en Bolonia, hasta el aparcamiento en la isla de Tronchetto, 150Km. Hay distintas empresas que ofrecen plazas de aparcamiento, en edificios de varias plantas. El techo de la furgoneta no nos permitía utilizarlos, pero hay también uno para autobuses y caravanas en el que pudimos aparcar. Dependiendo del tiempo que vayas a estar en Venecia te costará más o menos, pues en general los precios son por franjas de horas bastante amplias. Por poner un ejemplo, dejar la furgoneta desde 30 minutos hasta 12 horas cuesta 21€ (Todos los precios que voy a comentar se refieren al 2013). En el parking de coches puedes pagar por horas… hasta la 5ª, desde 6 horas hasta 24 cuesta 21€ también. Si vas a Venecia y duermes en otra ciudad, ni vas a estar menos de 6 horas, ni más de 12, total, que no nos salió más caro… o mejor dicho, nos costó igual de caro que si hubiéramos ido en coche.

Dicen que los atascos para acceder a la isla alcanzan en ocasiones proporciones míticas. Nosotros parece que tuvimos suerte, no había atasco y pudimos llegar bien y rápido. Por si no lo sabes o no lo has deducido, no se puede entrar en Venecia en coche. Es la única ciudad que no tiene “zona de tráfico limitado”, por la sencilla razón de que no hay calles para coches. Una razón como cualquier otra. Piazzale Roma es el último punto al que podrás llegar en vehículo. Justo un poco antes, y nada más atravesar el puente que cruza la laguna está la isla de Tronchetto, donde encontrarás muchos parking.

Si quieres evitar un posible atasco, y además ahorrarte algo de dinero, puedes dejar el coche en Mestre, cerca de la estación de tren. Mientras buscaba información, antes del viaje, vi que hay varios aparcamientos, alguno gratuito, y alguno de pago, pero con precios menores a Tronchetto. Desde la estación de tren de Mestre hasta la de Santa Lucia es un trayecto muy corto y barato. De todas formas, que cada uno eche cuentas con sus propias condiciones: si viajas solo, o en pareja, más barato Mestre, pero en nuestro caso, 8 personas y un coche, salía mejor Tronchetto.

En la siguiente imagen, de Google Earth, podrás ver en rojo la llegada con la furgoneta hasta Tronchetto, en cian el trayecto en vaporetto, y en verde el recorrido a pie.

Venecia. Recorrido completo
Venecia. Recorrido completo

Tanto la estación de tren de Santa Lucia como el Tronchetto están al oeste de Venecia, y por lo tanto comenzarás la visita desde puntos similares. Recomiendo, para una visita de un día, comenzar por subir al vaporetto. Desde Tronchetto, Piazzale Roma, o Santa Lucia podrás utilizar la línea 2, que recorre el gran canal, y llegar hasta San Marcos. La línea 1 también, pero comienza en Piazzale Roma, es decir, que no la podrás coger desde Tronchetto, y hace más paradas que la 2. Personalmente creo que la 2 está bien, me parece bonito hacer el trayecto en el vaporetto, pero tampoco es plan de dedicar una hora a cada viaje. En cuanto a los precios, el vaporetto es un atraco a mano armada, y no hay más alternativas (salvo caminar): 7€ por trayecto, con un ticket que te permite subir y bajar durante una hora. Hay un bono, 18€ para poder viajar libremente durante 12h. Si hacemos cuentas, te sale rentable siempre que hagas al menos tres viajes. Si alguien quisiera ir, por ejemplo, a Murano, tal vez le interese el bono, pero sólo con callejear por Venecia creo que tienes para una jornada completa. Si vas más días tienes distintas opciones, hasta, por ejemplo, 50€ para una semana completa.

Venecia. Gran Canal
Venecia. Gran Canal

El paseo por el gran canal es bonito, y tendrás una primera impresión de la ciudad. Si tienes suerte, y no hay demasiada gente, podrás hacer muchas fotos desde la parte central del barco, con los laterales abiertos.

Hay tres paradas junto a San Marcos, por orden (desde Tronchetto): Vallaresso, Giardinetti, S. Zaccaria. Ojo, cada línea hace unas u otras. Es sencillo buscar en Internet y descargar el plano de todas las líneas. Te recomiendo dejar pasar la plaza y bajar en S. Zaccaria, la vista de San Marcos desde el vaporetto es muy bonita.

Encontré una página en internet donde alguien colocó, simplemente marcado en un plano, un recorrido recomendado. Decidimos dejarnos llevar y probarlo. Comenzamos en la Piazza San Marco, tras intentar hacernos una foto con el puente de los suspiros al fondo (quedó de fondo el puente y las otras docenas de turistas que estaban a lo mismo). Calculo que ya todo el mundo conoce que los suspiros no eran de enamorados, pese a la idílica vista de palacio y puentecillo, sino de los reos antes de entrar a los calabozos.

En ese momento pudimos contemplar un enorme transatlántico, rumbo al Adriático, navegando por el  Canale di San Marco. Antes de ir ya sabía de estas moles, de las vibraciones de los motores, la masa de agua que desplazan, y el riesgo para la frágil ciudad, pero encontrártelo allí impresiona y, a la vez, horroriza.

Venecia. Barquichuela
Venecia. Barquichuela

Sin más sobresaltos llegamos a la famosa plaza, llena de gente, y de palomas, y de gente con palomas. Ya sé que es símbolo de la paz, y que es un ave como otra cualquiera, pero a mí no me gustan nada. En cualquier caso, vean la foto y juzguen ustedes, que para gustos los colores.

Venecia. Palomiiitas
Venecia. Palomiiitas

Nos hicimos la foto de rigor con el campanile al fondo, lugar más alto de Venecia (salvo cuando cruza un trasatlántico) . El “original” se comenzó a construir allá por el sigo IX, aunque, como es habitual, algo debía haber ya en época Romana. Tras distintas catastróficas desdichas, en su mayor parte rayos, se derrumbó completamente en 1902, y se reconstruyó entre 1903 y 1912. Que digo yo que será por lo del terreno poco firme, por culpa del agua, o porque alguien se olvidó de usar la plomada, pero actualmente me parece ver que tiene cierta inclinación. No tanta como la famosa torre de Pisa, o la de Bolonia, pero, sin querer ofender, la próxima vez que tenga que construir una torre, vigilaré que no haya ni un albañil italiano.

Venecia. Piazza San Marco
Venecia. Piazza San Marco

La Basílica de San Marcos, perfecto ejemplo de influencia bizantina, es magnífica, una pena que en nuestra visita tuviera muchos andamios en su exterior. Aun así pudimos admirar los mosaicos de la fachada. También recorrimos su interior (pero no os lo muestro, había un cartel de “fotos no, grazie”). Si vas con mochila es muy probable que después de hacer la cola te manden a la consigna, en un edificio colindante, evítalo pasando antes por allí.

San Marcos es el patrón de Venecia desde el año 828, cuando, supuestamente, unos comerciantes escamotearon su cuerpo y lo trajeron desde Egipto, envuelto en carne de cerdo para que los musulmanes no lo vieran. En fin, parece que además San Teodoro, anterior patrón, cayó en desgracia, pues en Venecia, atentos al declive de Bizancio, encontraron que ya no estaba de moda honrar a un santo griego. Como quiera que fuera el caso es que la basílica que ahora admiramos creció en torno a los huesos del santo.

Venecia. Basilica di San Marco
Venecia. Basilica di San Marco

Comenzamos a recorrer las callejas. Al principio no paras de hacer fotos a cada rincón, canal, puente o callejuela. Nos gustó mucho la ciudad en general, simplemente recorrerla. Tiene encanto y ambiente, no te cansas de pasear e investigar. En ocasiones resulta algo agobiante la cantidad de turistas, me consuelo pensando que los demás estarán tan hartos de mí como yo de ellos, je. Venecia tiene que ser tremenda en sus famosos carnavales, pero no quiero ni pensar la cantidad de gente que habrá, y no tengo claro que la experiencia sea precisamente gratificante.

Venecia. Máscara
Venecia. Máscara

Al salir de la plaza San Marcos por la Salita San Moise, o sea por el lado opuesto a San Marcos, encontramos un pequeño lugar de comida para llevar, de la que dimos buena cuenta mientras seguíamos callejeando. Un diez a la chica que nos atendió, perfecto ejemplo de multitarea ocupándose de tres o cuatro grupos a la vez.

Muchos contrastes, palacios y casas espléndidas, y al girar la esquina un pequeño canal con “encanto” (y la omnipresente góndola).

Venecia. Gran Canal
Venecia. Gran Canal
Venecia. Góndola
Venecia. Góndola

Tras deambular alrededor del teatro La Fenice nos encontramos de nuevo con el Canal Grande, en un punto que en nuestro mapa aparecía marcado como “Traghetto gondole”, que viene a ser un pequeño paseo en góndola. Lo de paseo es decir mucho, te limitan a cruzar el canal. Para mí el típico paseo en góndola, por bonito que pueda ser, que no lo dudo, es un lujo perfectamente evitable. Si estás dispuesto a pagar los 80 o 100€, mínimo, por 40 minutos, pues nada, disfrútalo. Vale, el gondolero no nos cantó nada, de hecho, tenía una pinta algo rara, pero la verdad es que con nuestros dos minutos por dos euros nos reímos, y mucho. Más tarde, ya en casa, y trasteando con el Google Earth, en ese punto parece que a veces montan, o al menos alguna vez han montado, un puente temporal encima de barcazas.

Venecia. Momento góndola
Venecia. Momento góndola
Venecia. Gran canal 3D
Venecia. Gran canal 3D

Tras cruzar el Canal Grande visitamos la iglesia de Santa Maria della Salute. El exterior está profusamente decorado, y el interior cuenta con obras de Tiziano. Actualmente está en proceso de restauración (el interior). Por su situación es muy visible desde distintos puntos del Gran Canal. Se construyó entre 1631 y 1687, como ofrenda tras la peste. La iglesia del Redentor es otro ejemplo, erigida tras la epidemia que terminó en 1576.

Venecia. Santa Maria della Salute
Venecia. Santa Maria della Salute

Desde aquí nos encaminamos canal arriba, pero buscando callejuelas

Venecia. Callejón
Venecia. Callejón

y canales más pequeños.

Venecia. Pequeño canal
Venecia. Pequeño canal

Por todas partes multitud de detalles,…

Venecia. Detalle
Venecia. Detalle

…hay que estar vigilante y siempre atento, como esta gaviota.

Venecia. Gaviota
Venecia. Gaviota

Nos contaron que los venecianos, cansados de tanto turista, disponen de terrazas en la parte superior de sus casas, en las que logran tener algo de intimidad y vida social:

Venecia. Terraza
Venecia. Terraza

Entramos a visitar Santa Maria dei Frai, una de las iglesias más grandes de Venecia. Sencilla en su exterior, del habitual ladrillo rojo, pero merece la pena entrar. Monteverdi, del que hablé cuando visitamos Mantua, tiene aquí su tumba: tras trabajar al servicio de los Gonzaga logró “empleo” en Venecia. Un gran Tiziano (grande por tamaño, importancia y belleza), interesantes capillas laterales, un buen trabajo de madera en el coro, y un adefesio a mayor gloria de Antonio Canova.

Venecia. Santa Maria Gloriosa dei Frari
Venecia. Santa Maria Gloriosa dei Frari

Canova fue un reconocido escultor de los siglos XVIII y XIX, que diseñó un cenotafio como homenaje a Tiziano, que tras su muerte (la de Canova) sus alumnos realizaron en esta iglesia, y en el que se depositó su corazón. No opino sobre el grupo escultórico, pero la enorme pirámide que lo enmarca me daña la vista, y creo que no pinta demasiado en el contexto de la iglesia.

Cenotafio de Canova (foto Matthew Clemente)
Cenotafio de Canova (foto Matthew Clemente)

Seguimos, de vez en cuando nos asomábamos de nuevo al Gran Canal, para hacer alguna foto desde el Ponte Accademia, o desde el de Rialto.

Venecia. Gran Canal desde Rialto
Venecia. Gran Canal desde Rialto

Desde Rialto pasamos unos momentos observando el, al menos para mis ojos, caos de tráfico de góndolas, vaporettos y diversas embarcaciones. Unos pocos días antes murió allí mismo un turista alemán, aplastado por un vaporetto tras chocar con una góndola. Puedo imaginar el infortunio, pues por momentos parecía que los accidentes se lograban evitar fruto del azar, y no de una, aparentemente, inexistente organización.

Venecia. Gran Canal desde Rialto
Venecia. Gran Canal desde Rialto

Cruzamos Rialto y seguimos deambulando, con la intención puesta en apurar los últimos momentos de luz, la cabeza puesta en ir a San Marcos para coger el vaporetto, y el estómago puesto en encontrar algo de cenar a precio razonable.

Dejamos un momento el camino propuesto para acercarnos a ver Santa Maria dei Miracoli, una preciosidad en estilo renacentista, pequeña y cubierta de mármol.

Venecia. Santa Maria dei Miracoli
Venecia. Santa Maria dei Miracoli

Muy cerca una majestuosa plaza, el campo de Giovanni e Paolo. Domina la iglesia que da nombre a la plaza, aunque según he leído no está dedicada a los Juan y Pablo apóstoles bíblicos, sino a otros dos mártires de la primera iglesia cristiana en Roma. Es la principal iglesia dominicana en Venecia, y como tal fue construida para predicar a grandes masas. Desde el siglo XV se utilizó para celebrar los funerales de los dogos, de los que 25 están aquí enterrados.

A su izquierda (según la foto) está el edificio renacentista de la Scuola Grande di San Marco, hoy sede del hospital civil. La estatua ecuestre que se puede ver entre las terrazas es Bartolomeo Colleoni, condottiero (mercenario) del siglo XV que, con sus más y sus menos, puso su espada al servicio de Venecia.

Venecia. Campo San Giovanni e Paolo
Venecia. Campo San Giovanni e Paolo

Ya el sol comenzaba a estar cerca del horizonte, en esa hora, junto con el amanecer, que los fotógrafos llaman hora dorada, creando curiosos contrastes y un intenso color áureo, como el que vimos en la iglesia de San Zaccaria. Contiene obras de Tintoretto, Tiepolo, Van Dyck, o Bellini, entre muchos otros.

Venecia. San Zaccaria
Venecia. San Zaccaria

Está ya muy cerca de San Marcos, y en una pequeña calle que sale frente a ella encontramos un restaurante en el que pudimos cenar, bien, aunque hay que ir sin demasiadas pretensiones, por el agradable precio, visto lo que cuesta Venecia, de ocho euros “todoincluido”.

Mientras volvíamos al embarcadero llamado, precisamente, San Zaccaria, pudimos disfrutar de los últimos rayos de sol, que fueron a iluminar isla e iglesia de San Giorgio Maggiore.

Venecia. San Giorgio Maggiore
Venecia. San Giorgio Maggiore

Cerca de aquí está el hotel Metropole, ubicado en lo que antaño era el Ospedale della Pietà, lugar donde Vivaldi enseñó y compuso una parte importante de su obra. No teníamos ya tiempo de acercarnos (aparte de que no tengo claro qué queda del Ospedale original).

Últimas fotos, y un momento para despedirnos del campanile

Venecia. Piazza San Marco
Venecia. Piazza San Marco

…decirle adiós a San Marcos

Venecia. San Marco
Venecia. San Marco

…y a su plaza, ya desde el vaporetto. También le dijimos adiós al modelo del anuncio de Gucci, y al de MaxMara (ese no se ve en la foto, estaba frente a la basílica). Esta forma de encontrar financiación cubriendo monumentos, o edificios en zona monumental, con macro anuncios, me resulta bastante desagradable, pero allá cada cual con quién quiera prostituirse.

Venecia. Piazza San Marco
Venecia. Piazza San Marco

El viaje de vuelta en vaporetto, mucho más tranquilo y con menos gente y tráfico en el canal, se nos hizo muy corto. Con la llegada de la noche pudimos asomarnos brevemente a otra Venecia, mágica y misteriosa. Similares fotos y estampas que a la ida, que ahora cambiaban con la noche, la iluminación, y los reflejos en el agua. Una pena no podernos quedar a descubrir esa Venecia nocturna.

Venecia. Gran canal
Venecia. Gran canal
Venecia. Rialto
Venecia. Rialto
Venecia. Gran Canal
Venecia. Gran Canal

Para terminar, Google Earth, el programa, no la versión web, tiene, según la ciudad, para ver más o menos edificios en tres dimensiones. En Venecia está la ciudad completa en 3D, y permite explorar y visitar virtualmente todo, merece la pena juguetear un rato:

Venecia. Recorrido a pie 3D
Venecia. Recorrido a pie 3D

Ya queda poco para el final del viaje, próximo episodio, en breve: San Marino y Rávena.

 

  • Pingback: Viaje a Italia - Venecia » Blog punto Juanfran()

  • Lales

    he llegado hasta tu blog porque estoy preparando mi vista a Venecia. Tengo el vuelo el día 15 de marzo, llego a las 14 horas, la vuelta es el 18 por la tarde. El hotel reservado es el All’Angelo, yo creo que muy céntrico. Tu información me ha parecido muy completa, pienso seguir tus consejos; quisiera hacerte alguna. pregunta: ¿si tuvieras que ver un solo palacio veneciano, excluido el Ducal, por cual te inclinarías? y vale la pena Murano o me dedico sólo a Burano y Torcello? ¿subir al Campaniles de Piazza San Marco o al de San Giorgio Maggiore?
    Muchas gracias por el post y tu información tan estupenda y también gracias de antemano si me contestas. Puedes hacerlo por Mail laleschapa@gmail.com o en respuesta a mi comentario.

  • Maraquela

    Hola, soy una ilustradora italo-española.
    Me gustaría aprovechar este post para compartir con vosotros mi
    último trabajo inspirado en la ciudad de Venecia, espero que os guste:

    http://www.maraquela.com/listing/480520977/venice-italy-skyline-watercolor-yellow

    Gracias y para cualquier información, no duden en contactarme!

Leer entrada anterior
Vista de Salamanca
Salamanca Timelapse

Pequeño timelapse de Salamanca, primer vídeo que realizo con esa técnica. Vista panorámica desde las afueras de la Ciudad del...

Cerrar