Ottawa (16 de noviembre de 2009)

Poco más, lo justo para desayunar (o intentarlo) en algún establecimiento de comida rápida, para compensar lo bien que lo hicimos en el restaurante del hotel los días anteriores, visita a la calle Sparks para llevarnos algún recuerdo, y al hotel, a recoger el equipaje, buscar un taxi al aeropuerto, y ponerte el chip de “soy delincuente, perdón por viajar en avión”.

Hotel
Vista desde el hotel
Vista desde el hotel 2
Vista desde el hotel 3
A ver si hay suerte, y podemos visitar de nuevo Canadá en una época que permita admirar otro de sus encantos, la naturaleza.

Visita el día anterior, o el índice de viajes y excursiones.

Leer entrada anterior
Ottawa (15 de noviembre de 2009)

Nos recomendaron visitar algún museo, y la verdad es que fue un buen consejo, pues terminamos la mañana encantados con...

Cerrar