Rutas y paseos en bici

Me gusta montar en bicicleta. No me puedo considerar ni siquiera aficionado aventajado, pues no puedo dedicar mucho tiempo en cada salida, aunque sí lo hago, con el buento tiempo, de una manera más o menos regular. Para ir al trabajo, para hacer ejercicio a diario (o lo más a diario que puedo), para dar una vuelta con mi hijo, hay muchas ocasiones.

(La siguiente foto es una panorámica hecha junto a Doñinos, si pulsas sobre la foto se abrirá una nueva ventana para “navegar” dentro de la misma).

Panorámica en Doñinos

Procuro buscar salidas por caminos, por varias razones. No me gusta respirar humo, ni estar pendiente del tráfico (o confiar en que el tráfico estará pendiente de mí). Me gusta conocer la zona por la que me muevo, más allá de la carretera que va de A a B. Me gusta el campo y la naturaleza, y me siento más cómodo circulando entre encinas o campos de cultivo que entre casas, naves y coches. O parando junto a cualquier paraje a hacer alguna foto, o merendar algo.

Junto a la charca

Esto no quiere decir que no pise el asfalto, hay caminos agrícolas interesantes, y carreteras secundarias, o comarcales, sin tráfico (evitando las fiestas del pueblo, fábricas cercanas, horas de ida y venida al trabajo, etc). También circulo por carretera para ir de un camino a otro, o cerca de la ciudad si no hay otra alternativa.

Vamos, que no soy un extremista del “asfalto no”, pero tiendo a evitarlo. Aunque lo respeto, no me gusta hablar con otros ciclistas y que lo primero que se mencione sean los kilómetros que has hecho. De hecho, en términos de ejercicio, es lo último de lo que tienes que hablar. Se trata del tiempo y del esfuerzo más que de la distancia.

Junto a la charca (2)

Como no tengo demasiado tiempo, la mayor parte de mis salidas se limitan a los alrededores de mi casa, en Peñasolana. Si te apetece saber por dónde ando, o hacer estas rutas si vives cerca, aquí las presento. Dada la cercanía a Salamanca también es posible adaptarlas, añadiendo la ida y la vuelta a la ciudad. Vivo en uno de los montes más altos de los alrededores, lo que para mí significa volver a casa siempre cuesta arriba, pero para el que venga de Salamanca significa terminar “cuesta abajo”, que no está mal 😉

Rutas muuuuy cortas (para hacer con tus hijos en bicicleta, o andando, o dándote una carrerita):

Guillermo ciclista

Hay muchas, hacia el Montalvo Segundo, hacia Doñinos, en realidad cualquier camino de los alrededores sirve para andar un ratito, hacer “footing” o pasear tranquilamente con la bici.

Rutas normales

Para mí normal significa el tiempo que le puedo dedicar los días que no trabajo, vamos, en los “que no tengo horario” (el resto, como mucho, puedo ir a trabajar a Salamanca en bici). Esto viene a ser una hora, prontito, generalmente entre “el primer” y “el segundo” desayuno.

Clic en la imagen para verla más grande, o en el título para ir a la descripción y el relato completo de cada ruta.

Peñasolana-Calzadilla-La Rad, y vuelta.

Peñasolana a La Rad

Peñasolana-La Valmuza-Hospital de los Montalvos, y vuelta.

Peñasolana-Golf-Montalvos-Antena

Peñasolana-Salamanaca (por Vistahermosa).

Peñasolana-Salamanca

Leer entrada anterior
Me siento seguro

Gracias a que están ahí. Me refiero a la policía. Siento ser recurrente en el objeto de mis críticas, pero...

Cerrar