Hacia Villavieja de Yeltes

El pasado día 22 ofrecimos (el Trío Contrastes) un concierto en la iglesia de Villavieja de Yeltes. Quiso la casualidad, o más probablemente la hora a la que viajamos y la dirección más o menos oeste de la carretera, que el sol nos cegara buena parte del trayecto. Fuera por eso o fuera por ir más despistados que un pulpo en un garaje, el caso es que queriendo llegar a Villavieja, paramos por equivocación en Villares de Yeltes, cuatro kilómetros antes de lo debido. Bueno, acertamos en ¾ partes del nombre, que no es poco. 🙂

El caso es que mientras esperábamos junto a la iglesia a que llegara la autoridad competente para franquearnos el acceso a la misma, el sol pintaba un bonito espectáculo en su ocaso, así que tomé unas pocas fotografías (de Villares). (Clic para hacer las fotos más grandes)

Desde la Fuente de San Esteban hay un desvío que indica hacia Villavieja de Yeltes. Se adentra en Tierra de Vitigudino, en un trayecto amable entre encinas y curvas suaves. Llegados a un alto, tras dejar atrás en el camino Boada, nos topamos con una pequeña iglesia en la que paramos. Dos paisanos que charlaban tranquilamente frente a la puerta debieron pasar un buen rato a nuestra costa cuando, eventualmente, descubrieron nuestra equivocación y nos encaminaron amablemente en la buena dirección.

Junto a la iglesia de Villares de Yeltes
Junto a la iglesia de Villares de Yeltes

Mientras tanto, al menos, disfrutamos de una bonita puesta de sol. Viendo las casas, y las calles, y la torre del castillo, del que aún queda la torre, asomando entre los tejados.

Casas en Villares de Yeltes
Casas en Villares de Yeltes

También el río Yeltes reclamaba algo de protagonismo.

Puesta de sol desde Villares de Yeltes
Puesta de sol desde Villares de Yeltes

Aunque todo quedaba dominado por el maravilloso ocre del sol, antes de emprender su camino nocturno de oeste a este. Ese dorado que baña la piedra y proporciona el anhelado momento mágico que todo fotógrafo busca al alba y al ocaso, y que dota a la imagen de una calidez sin igual.

Iglesia en Villares de Yeltes
Iglesia en Villares de Yeltes

Unos metros más allá, tras la bifurcación de las carreteras a la Fuente, Vitigudino y Villavieja, tras muretes de piedra y campos de pastos y encinas, el Yeltes nos saludaba mientras el astro rey se despedía.

Puesta de sol desde Villares de Yeltes
Puesta de sol desde Villares de Yeltes
Puesta de sol
Puesta de sol

Os dejo una panorámica, en la que se ve el Yeltes, puente incluido, que momentos después cruzamos, ya camino de nuestro concierto.

Panorámica del Yeltes
Panorámica del Yeltes

Todas las fotos anteriores son desde Villares de Yeltes, para terminar dos del concierto –técnicamente de momentos antes del mismo- en Villavieja de Yeltes.

Tocamos muy a gusto, el público estuvo muy receptivo y nos recibieron con gran amabilidad. Quizá el único pero fue la gran reverberación de la iglesia, que en su justa medida ayuda y “redondea” el sonido, pero que en esta ocasión era un poco excesiva. En conjunto pasamos un rato muy agradable, gracias a la amable invitación del Ayuntamieto de Villavieja, y a la cálida acogida del público asistente.

Trío Contrastes en Villavieja de Yeltes (I)
Trío Contrastes en Villavieja de Yeltes (I)
Trío Contrastes en Villavieja de Yeltes (II)
Trío Contrastes en Villavieja de Yeltes (II)
  • Jose Tomas

    Muy buena la entrada. Se agradece tan hermosas fotos de esa tierra tan solitaria y poco conocida a pesar de sus buenas gentes, hermosos paisajes, y fríos inviernos.

  • juanfrito

    ¡Muchas gracias, José Tomás!

Leer entrada anterior
Tarde de lluvia en Salamanca

Tarde de lluvia. Olor a tierra mojada. El calor nos da por fin un respiro.

Cerrar