Lost in translation (perdido en la traducción)

Solo en casa
Solo en casa

En ocasiones es imposible replicar el mensaje que subyace en un simple título, una vez que lo traduces. A veces el intento conduce a situaciones cómicas, incluso ridículas. Permitidme recopilar unos cuantos ejemplos de cómo dichas traducciones pueden llegar a ser divertidas. Sé que hay muchos posts sobre el tema, pero lo escribí originalmente en inglés (espero que no se haya perdido nada en la traducción, je) para practicar, y además, quizá sea el primero que lees:

Al terminar el instituto me di cuenta de que lo que nos habían estado enseñando en clase de inglés era casi todo mentira. Aprendí a construir sentencias a partir de trozos de gramática, memorizando primero la teoría y luego tratando de ensamblarla, como si fuera un mueble de Ikea. Tuve que viajar al extranjero para descubrir cómo de diferente es el “ingles real”. Ahora no trato de transliterar cada palabra a su exacto equivalente en inglés.

Y aquí llega el primer conjunto de películas. A veces la interpretación del título intentará cazar la idea, sin probar siquiera una traducción literal que, seguramente, habría hecho perder el sentido (de la frase o del traductor, je). Refranes, frases hechas o expresiones idiomáticas son buenos ejemplos.

La comedia de Shakespeare “Mucho ruido y pocas nueces” se titula “Much Ado About Nothing” (mucho lío sobre nada). Nuestra “Corrupción en Miami” era más bien vicio en “Miami Vice”. Mejor perder algo de precisión científica y decir “Dos metros bajo tierra” en lugar del original, “Six Feet Under”, que habría quedado como “1,83 metros bajo”. Un español no entendería “Marca A para asesinato” (“Dial M for Murder”) porque nuestros teléfonos (de aquella época) no tenían teclas con números y letras, así que conocemos la película como “Crimen perfecto”. La “Ventana indiscreta” era “Rear Window” (ventanilla trasera, aunque quizá tiene ese significado de indiscreta, también). “El coloso en llamas” se tituló en inglés “The Towering Inferno”, con un adjetivo sustantivado al que no he logrado encontrar equivalente (literal) en español. Casi ningún español sabe que “Highlander” es “montañés” en general, y en particular suele ser “los de las tierras altas” de Escocia, así que para nosotros la película es “Los inmortales”.

Igualmente hay veces en que es imposible mantener dobles significados. “Hill Street Blues” se refiere a un “blues”, o canción triste, y a la vez al color de los uniformes de la policía, pero al dejarlo como “Canción triste de Hill Street”, algo se pierde. Lo mismo con la serie de televisión “Get Smart” (algo así como “¡entérate!”), aquí “Superagente 86”. El nombre del protagonista, Maxwell Smart, lo dejamos como en el original, aun cuando significa literalmente “inteligente”. Lo del “Max Inteligente” a lo mejor nos suena demasiado como “Pepe Gotera”. Más, “Knight and Day” (“Knight” suena a la vez como “caballero” y como “noche”, así que sería a la vez “caballero y día” y “noche y día”), aquí hubo que dejarlo en “noche y día”. Ocasionalmente el traductor puede cambiar o añadir algo para mejorar la comprensión. En inglés “Dante’s Peak” es un toponímico obvio, pero aquí hubo que añadir algo para enterarnos “un pueblo llamado Dante’s Peak”. Todo americano sabe que “the City” (la ciudad) no puede ser otra cosa más que Nueva York, pero aquí “Sex and the City” hubo que clarificar que es “Sexo en Nueva York”. Para nosotros, ignorantes de cómo se debe ir de compras, precisamente, en “la ciudad”, “Breakfast at Tiffany’s” (desayuno en Tiffany) se tituló “Desayuno con diamantes”.

Siguiente surtido, aquellos títulos ligeramente modificados, pero ahora ya no tan comprensiblemente. “La hora de Bill Cosby” no era ni de una hora ni siempre en el mismo momento, sino “Bill Cosby Show” (el espectáculo de Bill Cosby). En aras de lo políticamente correcto cambiamos “Desperate Housewives” (amas de casa desesperadas) por “Mujeres desesperadas”. “Family Guy”, un “tipo familiar”, aquí no solo es “tipo” sino “padre de familia”. La película de Tarantino “Inglorious Basterds”, (bastardos ignominiosos, y se pierde también un juego que el director quiso hacer “a lo tonto y sin saber”, como fue cambiar una letra, Basterds, por Bastards), aquí eran más “Maltidos bastardos”. O “Casada con todos”, que Jonathan Demme rodó como “Married to the Mob” (casada con la mafia). Ya sabes, mejor ser promiscuo con toda la población mundial que simplemente con una banda de gánster.

En “The Money Pit” (Pozo de dinero, o más figuradamente “pozo sin fondo”), era claro para los productores que en España no pillaríamos la cosa del “pozo”, así que para quien venga aquí debe preguntar por “Esta casa es una ruina”. En España no se encuentra un pájaro llamado “mockingbird”, aunque su nombre castellano “sinsonte” o “cenzontle” sí se encuentra, al igual que el pajarito, en Suramérica, así que “To Kill a Mockinbird” aquí es la célebre “Matar un ruiseñor”.
Nueva categoría “bastante extraño, pero tampoco demasiado”: Spielberg rodó “Jaws” (mandíbulas), aunque aquí es “Tiburón”. No me preguntes si he visto “Everybody Comes to Rick’s” (Todo el mundo viene a -al local de- Rick”) porque se llamó “Casablanca”. “El crepúsculo de los dioses” era originalmente “Sunset Boulevard”. “Butch Cassidy and the Sundance Kid” usaba demasiados nombres no españoles para el gusto español de final de los 60, así que habrás visto en su lugar “dos hombres y un destino”. “Rosemary’s Baby” (el hijo de Rosemary) aquí se proyectó “Devil Seed” (La semilla del diablo), incluso cuando una película canadiense con ese preciso título se tradujo como… ups, ¡no lo tradujimos!

No quisimos arriesgarnos a “Waking the dead” (despertando a los muertos), y decimos “Caso cerrado”. Dando ejemplo de reciclaje, usamos el mismo título para la serie de TV “Cold case” (caso “frío”). No entiendo por qué “Perfect Strangers” (perfectos extraños) se convirtión en “Primos lejanos”, o por qué en “Grimm Brothers”, que se podía haber dejado en “Los hermanos Grimm” los productores españoles sintieron la necesidad de decir ya en el nombre que “algo había oculto”: “El secreto de los hermanos Grimm”.

Si recordáis los libros de Stieg Larsson, en mi modesta opinión, los traductores trataron de hacer algo “guay”. Lo intentaré, aunque en este caso son difíciles: la novela original “Män Som Hatar Kvinnor” significa literalmente “los hombres que odian a las mujeres”. Esto hoy día es extremadamente descortés, y se publicó como “Los hombres que no amaban a las mujeres” (mejor ser indiferente a la pasión que misógino o maltratador). Los editores ingleses usaron algo que, si bien es cierto –para quien haya leído el libro o visto la película-, falta al sentido original: “The Girl with the Dragon Tattoo” (La chica con el dragón tatuado); Segunda novela, en Sueco, “Flickan Som Lekte Med Elden”, literalmente “la chica que jugaba con juego”, una frase perfectamente válida y ampliamente utilizada en español. Pero tenía que quedar claro que los españoles somos gente recia, y para nosotros no es suficiente jugar “solo” con fuego, así que aquí se ha traducido como “La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina”; Última, “Luftslottet Som Sprängdes” (literalmente “El castillo de aire que voló”, volar de explotar) que en inglés se publicó como “The Girl Who Kicked the Hornets’ Nest” (la chica que dio un puntapié al nido de avispas), y en español lo compramos como “La Reina en el Palacio de las corrientes de aire”.

Última colección, en la que nada, salvo el hachís, explica tales y surreales cambios. Permitidme terminar este post con una lista de estúpidas traducciones. Divertiros:

  • Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb (Doctor Amorextraño o: cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar la bomba) – ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú
  • North by Northwest (Nor-noroeste) – Con la muerte en los talones
  • Monty Python and the Holy Grail (Monty Python y el santo grial) –  Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores
  • Some like it Hot (Literalmente “A algunos les gustan calientes”, pero haya calma entre el público, viene de una canción infantil –de niñas, por eso se usó en la película- para saltar la cuerda “Some like it hot, some like it cold, some like it from the pot, nine days old”) – Con faldas y a lo loco. En otros países de habla hispana, “Una Eva y dos Adanes”
  • Die Hard (muere duramente) – La jungla de cristal. La primera película tiene lugar en el edificio Nakatomi Plaza, un rascacielos de cristal. Pero luego llegaron “Die Hard II”, y III, y IV (¡hasta el infinito y más allá!) y aunque ni había jungla ni edificio de cristal, lo hemos tenido que dejar igual en cada secuela.
  • For a Few Dollars More (Por unos pocos dólares más) – La muerte tenía un precio.
  • Police Academy (academia de policía) – “Loca academia de policía”. Tuvimos que añadir el “loca” no fuera que estos pobres ignorantes no nos diéramos cuenta tras ver la película.
  • Northern Exposure (exposición al norte) – Una gran serie, “Doctor en Alaska” (Sí, hay un doctor, sí, trabaja en Alaska, pero es como titular “Superman” como “Hombre disfrazado con calzoncillos rojos”.
  •  The love boat (El barco del amor) – Vacaciones en el mar
  • The Shawshank Redemption (Redemption es “redención” y Shawshank es el nombre de la penitenciaría a la que es trasladado Tim Robbins) – Cadena perpetua
  • The Blues Brothers (Los hermanos del blues) – Granujas a todo ritmo
  • SpaceBalls (bolas espaciales, o incluso bailes espaciales, adivina tú, el título inglés tampoco aporta mucho) – La loca historia de las galaxias
  • Eternal Sunshine of the Spotless Mind (algo así como “eterna alegría de la mente impecable”) – Olvídate de mí
  • The Sound of Music (el sonido de la música) – Sonrisas y lágrimas
  • La siguiente es divertida, para la película “Heart Condition” (problemas del corazón) decidieron proyectarla aquí con un título inglés, sólo que otro que no tiene nada que ver con el original: “Black Ghost” (fantasma negro)
  • Otra con ambos títulos en inglés: “Shaun of the Dead” (no estoy seguro, porque usa un juego de palabras entre un nombre y el verbo “esquilar”. Así que “Shaun de los muertos”, por el nombre del protagonista, o por su parecido fonético con “esquilando muertos”, por aquello de ser una película en la que muere casi hasta el apuntador). Aquí se proyectó como “Zombies Party”, que sería “fiesta de zombis”.
  • Beverly Hills Ninja – La salchica peleona
  • Ice Princess (Princesa del hielo) – Soñando, soñando… triunfé patinando (¡poesía pura!)
  • Brain Dead (muerto cerebral) – Tu madre se ha comido a mi perro (me pregunto si el cerebro muerto es el del traductor)
  • The Pacifier (el pacificador) – Un canguro superduro
  • Fist of Legend (puños de leyenda) – Jet Li es el mejor luchador
  • Love and Death (amor y muerte) – La última noche de Boris Grushenko
  • Angus (el nombre del protagonista) – El peque se va de ligue
  • The Killing (el asesinato) – Atraco perfecto
  • Carlito’s Way (A la manera de Carlitos) – Atrapado por su pasado
  • The Searchers (el buscador, o investigador) – No quiero ni intentar entender por qué este western de Ford se tradujo como “centauros del desierto”.
  • They Shoot Horses, Don’t They? (ellos cazan caballos, ¿no?) – Danzad, danzad, malditos
  • Spielberg’s “Duel” (duelo) – El Diablo sobre ruedas
  • Scarface (Caracortada) – El precio del poder
  • On the Waterfront (en la ribera)– La ley del silencio
  • Point Break (punto de ruptura) – Le llaman Bodhi
  • An Affair to Remember (un asunto para recordar) – Tu y yo
  • Animal Party (fiesta bestial) – Desmadre a la americana (no hay otras fiestas bestiales más que en América)
  • Weekend at Bernie´s (Fin de semana en Bernie’s) – Este muerto está muy vivo

 

  • Raquel

    You are bringing your A game, man. Cool!

  • juanfrito

    Yessss, let’s see my End of Year grades!

  • Mibicicleta

    Buenísimo post. Una lista muy completa.

    No sé las veces que he tenido que contar el argumento de una película porque no tengo idea de cuál es el título original.

    Una vez en el Fnac me tiré horas y no llegué a comprar lo que quería porque buscaba “Once upon a time in the west” y en España es “Hasta que llegó su hora”. Semanas después encontré la peli porque reconocí la carátula. Un dolor, vaya.

    Un saludo

  • juanfrito

    Muchas gracias Mibicicleta, efectivamente, es muy divertido cuando intentas describirle a otra persona la película hasta que descubres el título original, je.

  • Pingback: Lost in translation()

Leer entrada anterior
Nieva!

  Lo que para unos es un engorro, para otros es divertido. Por estos lares no es que nieve mucho,...

Cerrar