Dinner for one

Hace poco, en clase de Inglés, la lectora que nos acompaña cada dos semanas nos comentó que ver la película “Love actually” se ha convertido en una tradición cada Navidad en Inglaterra. Eso me recordó algo que un amigo me envió hace un tiempo, una costumbre alemana consistente en ver cada Nochevieja una breve comedia, bastante divertida.

No es precisamente ironía fina, más bien una pequeña payasada, pero muy divertida. Vamos, que no es un humor “demasiado elevado” pero desde luego me gusta más que lo que encontramos habitualmente estos días en los comediantes de televisión, que viene a ser disfrazarse de mujer y decir tonterías con muchos tacos.

De hecho, y mencionando (por necesidad) uno de los mayores absurdos que he descubierto esta misma semana, me resulta increíble cómo la versión (de la comedia) con más visitas que he logrado encontrar en YouTube tiene algo más de millón y medio, conseguidas en cinco años, mientras que la estúpida cancioncita del Pulcino Pio, recién parida, cuenta ya con más de cuarenta y cuatro millones. (Y que nadie espere que ponga ni ese crimen de canción que es el, por desgracia, famoso pollito, ni proporcione enlaces. Quien quiera que lo busque… y se divierta si le parece).

Si queréis ver el original en la lengua de Shakespeare, visitad en mi blog en inglés Dinner for One. Aquí os dejo lo único que he encontrado subtitulado al español.

Leer entrada anterior
Conciertos de Contrastango y Trío Contrastes

Una breve entrada para invitaros a dos conciertos: con motivo del X aniversario del Museo de Automoción de Salamanca se...

Cerrar