Macro araña

o “todo depende del… aumento del cristal con que lo miras”

Esta mañana, mientras dedicaba un rato a realizar alguna tarea en la entrada de mi casa, ví una araña, que por lo tranquila que estaba en su tela, se me antojó modelo perfecta para trastear un rato con un anillo inversor para el objetivo de la cámara, anillo que convierte en macro cualquier objetivo. La modelo posó durante bastante rato, así que aquí dejo el resultado de la sesión, y algún comentario que al ver las fotos se me viene a la cabeza.

Araña, zoom 1

Es curioso como ciertas cuestiones, por ejemplo las arañas, según la persona, el contexto, el momento del día, o el aumento del objetivo con que hagas la foto, puede cambiar tu percepción y tu sensación hacia ello.

Araña, zoom 2

Una araña no inspira nada cuando la aplasto con la zapatilla porque está a punto de meterse en mi bocadillo de tortilla de patata. Ya da algo más de reparo, si se es aprensivo, si tengo que quitarla de la telaraña de esa esquina que nunca limpio. Se pone peor si la veo a través de un objetivo para macro-fotografía, y ni te cuento si le puedo contar los pelos de la mandíbula (¿tienen mandíbula?).

Araña, zoom 3

A unos la última foto les resultará incluso desagradable, a otros les dará miedo, a otros curiosidad, respeto, interés, admiración…

Araña, zoom 4

Es también, en esas dimensiones, un punto de vista que sorprende, pues un metro cuadrado puede ser un mundo con esa óptica. A veces nos aterramos, o nos ensimismamos, o nos dejamos llevar ante detalles muy concretos (de la araña, de la vida, del trabajo), y perdemos de vista la foto global, un poco más alejada, que pone todo en contexto. Espera, no…, siempre puedo alejarme más, y más, así que eso de “poner en contexto”, al final, también es relativo.

Hace poco Raquel escribía en su blog, y publicaba unas preciosas fotos de una mariposa que también se dejó fotografiar. Amén del buen arte de la fotógrafa, la mariposa, hasta un cierto nivel de zoom, inspiraría mejores sensaciones que la araña.

Y tú, ¿cómo lo ves?

  • sw

    ¡bestial!

  • raquel

    Gracias a ti la veo tan de cerca que me resulta curiosísimo porque nunca (creo) las he visto tan de cerca (ni siquiera las miro mucho en programas de discovery o de nature). Qué loco y sí, efectivamente, brutal.

  • Sixto

    Bella, aunque horrible. ¿Cómo se come eso? Ah, quién sabe. Me recuerdas a Alberto Magno, que tenía su habitación llena de arañas para estudiar su comportamiento como si de un etólogo se tratase. Sigue así y llegarás lejos, incluso a ser patrón de los estudiantes de ciencias ;))

  • Juanfran

    sw, y raquel, no es que tenga yo vocación de cazabichos, pero sí, bestial, simplemente estaba en el jardín delante de mí (mientras no me tropieze con ella en la almohada de mi cama 😮 )

    Sixto, mientras sea de los de ciencias, perfecto, al menos Alberto Magno no sufrió martirio (aunque eso de “humildad y pobreza ejemplares” ya no me atrae tanto, pena de materialismo en el que nos ha “tocao” vivir 😉 )

  • AVFJ

    Siempre me ha gustado la fotografía de pequeños detalles,difíciles de conseguir, sobre todo si el objeto está en movimiento. No te importe perder de vista la foto global, es más impersonal y cualquier mínimo detalle que aprecies,está dentro de ese “contexto”. Ocurre lo mismo con los músicos, que en el anonimato de una gran orquesta, pueden pasar inadvertidos; pero si le escuchas en un “solo” comprenderás lo buen músico que es.

Leer entrada anterior
Olmo de Ojeda

Siguiendo más allá de Osorno, de Palencia hacia el norte, se llega a Olmos de Ojeda, y a través de...

Cerrar